4 dic. 2006

ESCLAVITUD URBANA EN LIMA COLONIAL

En el Virreinato del Perú, si los esclavos ahorraban dinero y pagaban su precio, podían adquirir su libertad. Los que más lo conseguían eran los "negros jornaleros", aquellos que salían a trabajar y debían pagar un jornal fijo mensual a su dueño. Los jornaleros ahorraban entre dos y cinco años para comprar su propia libertad o la de un ser querido. Los limeños llamaron "horros" a los negros manumisos por esta modalidad. Los negros liberados se incorporaban a diversas actividades económicas, trabajaban en talleres, panaderías, comercio ambulatorio, construcciones, etcétera; pero donde más éxito tuvieron fue en la distribución del agua. Por ejemplo en Lima, la extracción, transporte y comercialización del líquido vital estuvieron monopolizados por las cofradías de "negros aguadores" durante los siglos XVIII y XIX, hasta bien entrada la etapa republicana.

Para conocer más sobre la esclavitud colonial y los "negros aguadores" te recomendamos visitar el blog de Alexander Murazzo, joven historiador que prepara una interesante tesis sobre "La esclavitud urbana de Lima en el siglo XVIII".

Aprovecho para anunciar una próxima prueba sobre la historia de la esclavitud en el Perú. Prepárense.

Foto: Negro aguador en una acuarela de Pancho Fierro.