3 abr. 2007

¡ LAS ISLAS LOBOS SON PERUANAS !

Islas Lobos. Foto: Imarpe.
Muy cerca estuvo el Perú de tener un problema idéntico al de los argentinos con las islas Malvinas. Los ingleses ambicionaban las islas Lobos desde inicios del siglo XIX. En 1852, británicos, estadounidenses y franceses conocedores de las riquezas guaneras promovieron agresivamente que nuestro archipiélago norteño sea declarado res nullius (tierra de nadie). En Londres, Washington y París grandes comerciantes e importantes funcionarios de estado sostenían que dichas islas se ubicaban lejos de nuestras costas y que el Perú no ejercía sobre ellas actos de posesión soberana. Con los mismos “argumentos” las Malvinas argentinas fueron invadidas en 1833 y pasaron a ser las Falkland de Inglaterra.

Afortunadamente el Canciller Manuel Tirado respondió con alegatos históricos y jurídicos refutando las pretensiones extranjeras. Nuestros diplomáticos en Estados Unidos, Reino Unido y Francia presentaron los títulos y derechos legítimos del Perú desde reales cédulas y ordenanzas coloniales, hasta reglamentos comerciales de la etapa republicana. En Lima el presidente Rufino Echenique ordenó a las fuerzas armadas aprestarse ante cualquier acto de agresión imperialista.

El historiador Jorge Basadre recuerda en su Historia de la República del Perú –Tomo IV- que al año siguiente, 1853, el presidente de Estados Unidos Franklin Pierce, la reina Victoria de Inglaterra y Napoleón III de Francia reconocieron oficialmente que LAS ISLAS LOBOS SON PERUANAS.