11 feb. 2008

EL OCASO DEL TERCER MILITARISMO PERUANO


Por: Eddy Romero Meza

Los últimos años del 2do gobierno de Oscar R. Benavides (1933-1939), estuvieron marcados por una gran inestabilidad política. Como se recuerda sólo en los comicios de 1936, el gobierno de Benavides, tuvo que vetar la elección del historiador Luis Eguiguren ( ex ministro de Sánchez Cerro ), argumentando el respaldo de votos apristas ( partido declarado ilegal ). Lo cierto es que el candidato oficialista Jorge Prado, ni siquiera había logrado el segundo lugar en las preferencias electorales, el cual fue ocupado por el Dr. Luis E. Flores de la Unión Revolucionaria.

Este hecho sumado a la continuidad de la persecución política a los partidos aprista, comunista, e incluso urrista. Determinaran en gran parte el debilitamiento del régimen del general Benavides. Resulta curioso como la UR, partido de corte fascista del fallecido Sánchez Cerro, se había convertido en enemigo de quien había formado parte importante de ese gobierno.

Benavides no sólo gobernaba sin Congreso, sino que se vio enfrentado a las masas organizadas del Apra y la Unión Revolucionaria ( ubicadas en antípodas ideológicas por cierto ), lo que supuso una represión permanente. Seguir leyendo en Clío Perú