28 feb. 2008

LA "FORTALEZA DE MANCO PATA" ES UNA FORMACIÓN NATURAL

Cuando casi todos los medios anunciaron el descubrimiento de una fortaleza incaica en Kimbiri ( selva del Cusco), el arqueólogo Joaquín Narváez -solo viendo las primeras fotos- sostuvo en este blog que no se trataba de una construcción de los incas, sino de rocas diaclasadas de origen natural. Mientras tanto el alcalde de Kimbiri difundió un vídeo donde promocionaba las "ruinas" como el Paititi, la "ciudad perdida" de los incas. Pero Narváez tenía razón. Un equipo de especialistas del INC llegó a la zona y descartó que exista arquitectura inca en Kimbiri, lo que se ve son rocas cuarteadas por fenómenos físico-químicos en un área de naturaleza sísmica.


El portal de National Geographic en español informó así esta mañana:


LA CIUDAD PERDIDA DE PERÚ ES UNA FORMACIÓN NATURAL

Los expertos descubren la verdadera naturaleza del lugar

Kelly Hearn

Unas estructuras de piedra encontradas en Perú, que parecían ser las ruinas de una antigua “ciudad perdida”, en realidad fueron formadas por fuerzas naturales y no por trabajadores incas, dijeron los oficiales.

El comunicado fue hecho por arqueólogos del ministerio de cultura de Perú, lo cual complica las perspectivas de un político local de convertir al yacimiento en atracción turística.

El 10 de enero, los medios de Perú informaron que una fortaleza de piedra se había descubierto en las boscosas cuestas orientales de los Andes. La historia citaba al acalde local diciendo que las estructuras fueron descubiertas bajo una densa vegetación por los aldeanos, los cuales nombraron al yacimiento Manco Pata.

Guillermo Torres, el alcalde de Kimbiri, sugirió que el complejo podría ser la ciudad perdida de Paititi, descrita en la leyenda como una ciudadela construida por el héroe local, Inkarri, después de la conquista española. Semanas después del informe inicial del hallazgo, los expertos del Instituto Nacional de Cultura (INC), con sede en Cusco, llegaron al yacimiento y escribieron un informe.

En el informe de cuatro páginas, los investigadores dieron lo que un oficial de INC describió como “alarmante noticia”: Procesos químicos naturales y físicos, incluyendo la actividad sísmica, crearon los bloques de piedra encontrados en el yacimiento, lo cual los hizo “parecer muros o superficies hechas a mano”, declara el informe.

El equipo “no encontró evidencia de estructuras arqueológicas o edificios…que pudieran sugerir la presencia humana”, agrega.


“Demasiado bueno para ser realidad”

Los análisis geológicos identificaron las formaciones como arenisca, dice el reporte. “Las piedras no muestras señales de uso o de intervención de manos humanas del acto de cortar piedra”, declara.

Los científicos tampoco encontraron mortero en las esquinas o lados de los bloques de piedra. “Además, no existe ninguna evidencia de que el sector en cuestión hubiera sido usado como un lugar para trabajar piedra, para la preparación de elementos de ésta”, aclara.

El equipo, quien observó que se han encontrado en Machu Picchu similares estructuras labradas por la naturaleza, tampoco encontró cimientos de construcción para las paredes.
En enero, los expertos entrevistados por National Geographic expresaron sus dudas sobre el supuesto hallazgo de Paititi, declarando que los registros históricos pusieron la ubicación probable de la legendaria ciudad en otra parte de Amazonas.

Sin embargo, basados en fotos de Manco Pata, algunos permanecieron optimistas en cuanto a que el yacimiento pudiera resultar ser un importante artefacto inca o tal vez una cultura preincaica. “Alegar que el yacimiento era un lugar tan extenso parecía, también, ser demasiado bueno para ser realidad”, dijo Gregory Deyermenjian, psicólogo que reside en Massachussets y explorador que ha guiado expediciones para investigar la leyenda de Paititi.

¿Esperanzas turísticas?

Días después de que Torres anunció el descubrimiento del hallazgo a la prensa, se reunió con oficiales de INC, los cuales después anunciaron que Manco Pata sería declarado patrimonio nacional. Mientras que los científicos se dirigían al yacimiento para determinar sus orígenes, surgieron rumores de que Torres poseía una compañía local de turismo, y que los aldeanos sabían de la existencia de Manco Pata desde hace años.

Alex Lizaraso, asistente de Torres, confirmó en una entrevista que algunos locales tenían conocimiento de la existencia del yacimiento desde hace algunos años, pero mantenían secreta su ubicación. También dijo que Torres era dueño de una pequeña compañía que provee un espacio de recreación y una piscina a los niños de una escuela cercana, pero que no esperaba obtener ganancias del turismo relacionado a Manco Pata. “Personalmente, consideró una exageración pensar que el alcalde promocionaría Manco Pata con fines personales”, comentó Lizaraso.

La oficina de Torres no comentó sobre el nuevo informe de INC.

Fotos: Munikimbiri

TAMBIÉN VEA:

Etiquetas: ,