5 jun. 2008

EL SAQUEO DE MACHU PICCHU

Machu Picchu, Cusco, Perú. Foto: Flickr

Mapa de 1874 señalando la ubicación exacta de Machu Picchu. Foto: AFP

El diario Perú 21 informó hoy el resultado de las investigaciones de un equipo dirigido por el historiador peruano Carlos Carcelén que sostiene que Machu Picchu fue descubierta en el siglo XIX y no en 1911. Lo lamentable es que fue saqueada por el alemán Augusto Berns quien logró sacar del país todos los objetos de oro con anuencia del presidente José Balta (1868-1872).

Alemán saqueó Machu Picchu
Noticia de Perú 21

La ciudadela inca de Machu Picchu fue descubierta por un aventurero alemán en 1867, exactamente 44 años antes de que el estadounidense Hiram Bingham la diera a conocer oficialmente al mundo. Según recientes investigaciones, el hallazgo lo hizo Augusto Berns, un buscador de oro y empresario maderero que obtuvo una concesión minera en la zona donde actualmente se encuentra el santuario y se llevó todo el oro del lugar para venderlo a universidades y museos europeos.

La revelación fue hecha ayer por el historiador peruano Carlos Carcelén, quien realizó su investigación junto con el cartógrafo estadounidense Paolo Greer, el arqueólogo francés Alain Gioda y el historiador británico Alex Chepstow-Lusty. Este equipo efectuó indagaciones en archivos de Perú y de España que cuestionan la versión de que Machu Picchu fue descubierta en 1911 por Bingham.

El historiador Aalin Gioda reveló a la AFP que el punto de partida de la investigación fue el hallazgo de un mapa alemán del siglo XIX, en los archivos de la Biblioteca Nacional de Lima, por el cartógrafo Paolo Greer. Asimismo, explicó que se halló varias pruebas, entre ellas documentos que evidencian la explotación de la mina, el mapa, la concesión e, inclusive, una frase de Bingham que expresa la posibilidad de que un explorador se le hubiera adelantado en encontrar Machu Picchu.

DEPREDACIÓN. Carcelén fue enfático al señalar que a Berns "no lo movía un interés científico ni arqueológico", sino que formaba parte del contingente de europeos que venían a saquear al Perú en el siglo XIX. "Eran comerciantes que no tenían oficio ni beneficio y que llegaron a enriquecerse", refirió.

Según las investigaciones, Berns encontró su lugar de explotación e instaló un aserradero en la selva al sudeste de Cusco, en Aguas Calientes. Su empresa era utilizada para sacar el oro al extranjero y contaba con la anuencia del entonces presidente del país, José Balta.

"Es cierto que el gobierno (de aquel tiempo) sabía, tengo una carta con la resolución suprema dando el permiso para minar las ruinas, pero era completamente normal en ese tiempo", anotó el historiador Paolo Greer a RPP Noticias.

Por su parte, el jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, manifestó que no es descabellado pensar que Berns pudo conocer la ciudadela antes que Bingham, pues se sabe que varias personas lo hicieron.