8 jun. 2008

EL VIAJE DE FRANCISCO PIZARRO DE CAJAMARCA AL CUSCO

El viaje de Pizarro al Cusco

El 26 de julio de 1533 los españoles habían estrangulado a Atahualpa en la plaza de Cajamarca, dos semanas después emprendieron el viaje al Cusco, acompañados del nuevo inca, el joven huascarista Túpac Huallpa.

Siguiendo la ruta del Capac Ñan, Francisco Pizarro y sus aliados huascaritas marcharon llevando prisionero el general atahualpista Calcuchimac. Cuando llegaron a Jauja murió repentinamente Túpac Huallpa, los cristianos culparon a Calcuchimac de haberlo envenenado y más tarde lo enviaron a la hoguera en Jaquijahuana.

Cabe resaltar que en este recorrido fue muy importante la colaboración de diversas etnias rivales de los cusqueños como los chachapoyas, cañaris y huancas. Sus curacas contribuyeron con soldados, cargadores y provisiones con la esperanza de destruir el imperio incaico y recuperar su independencia.

En el tramo final del viaje los españoles y huascaristas combatieron juntos contra el general atahualpista Quisquis y lo vencieron en la batalla de Vilcashuamán. Solo así pudieron ingresar al Cusco el 15 de noviembre de 1533. Poco después se hizo una ceremonia encumbrando al joven Manco Inca como el nuevo soberano del Tahuantinsuyo que empezaba a desmoronarse rápidamente.