15 jun. 2008

LOS INCAS DE VILCABAMBA


Por Arturo Gómez

En 1536 estalló la gran rebelión indígena de Manco Inca quien con 50 mil soldados incas atacó el Cusco para acabar con los invasores españoles. Mientras tanto el general Quizu Yupanqui cercó Lima con 25 mil hombres. Los españoles de Cusco y Lima lograron rechazar a los rebeldes con la ayuda de miles de guerreros huancas, chachapoyas, cañaris y huaylas. También contaron con la ayuda del ejército de Paullo Inca, príncipe inca convertido en fiel aliado de los cristianos.

Manco Inca, su corte real y sus tropas sobrevivientes se refugiaron en Vilcabamba, la región montañosa de la selva del Cusco. Desde ahí Manco Inca y sus sucesores conformaron un Estado que por muchos años resistió a la
dominación española intentando restaurar el Tahuantinsuyo.

LOS INCAS DE VILCABAMBA

MANCO INCA
Desde Vilcabamba Manco Inca organizó varias expediciones contra los españoles y sus aliados indígeneas, especialmente los huancas. En 1538 logró arrebatarles el ídolo Huari Vilca y lo arrojó a las turbulentas aguas del río Mantaro. El historiador Edmundo Guillen citando documentos de la época resalta que Manco Inca fue visto en varias incursiones contra los hispanos montando un caballo y blandiendo una espada de hierro; así derrotó al capitán Villadiego en la batalla de Ongoy, cerca de Andahuaylas (noviembre de 1538).


En un ataque de Gonzalo Pizarro contra el bastión de los rebeldes logró capturar a la esposa de Manco Inca, la coya Cura Ocllo, y le dio cruel muerte. En 1542 el Inca le dio refugio a un grupo de almagristas quienes alevosamente lo asesinaron a puñaladas en 1544.

* TAMBIÉN LEE: SAYRI TÚPAC, TITU CUSI YUPANQUI, TÚPAC AMARU I.

VIDEO: LA REBELIÓN DE MANCO INCA