22 oct. 2008

CAMBIOS CLIMÁTICOS EN EL PRECERÁMICO PERUANO

La anchoveta fue un recurso fundamental para las primeras civilizaciones de la costa peruana.

Autor: Alejandro Chu, del blog "Proyecto Bandurria"

CAMBIOS CLIMÁTICOS DEL PRECERÁMICO EN LA COSTA PERUANA

Siempre ha existido un relación entre el cambio climático, el ambiente y las sociedades establecidas en la costa Peruana, lo que debe ser tomado en cuenta sin caer en el determinismo ambiental. Los recientes estudios arqueológicos y paleoclimáticos en la costa han provisto de nuevos datos que permiten relacionar un importante cambio climático con el surgimiento de la arquitectura monumental en la costa Norcentral.

Aproximadamente, hace unos 5800 años antes del presente (alrededor del 3800 a. C.) se produjo un cambio dramático en el ambiente de la costa peruana (Richardson y Sandweiss 2002). Un rápido desplazamiento de la corriente de Humboldt, de aguas frías, de los 12° Latitud Sur a su posición actual de 5° Latitud Sur, produjo un incremento en los recursos marinos (Andrus et al. 2002), entre los que destacan los cardúmenes de anchovetas (Engraulis ringens). También se inició un proceso de desertificación de la costa y la estabilización del nivel del mar, estableciéndose la línea de costa actual. Sumado a ello, el Fenómeno del Niño recurrió después de un hiato de 3000 años (Sandweiss et al. 2001), convirtiéndose en un fenómeno climático infrecuente, dándose en intervalos de 50-100 años. Solo después del 1200 a. C. el Fenómeno del Niño obtuvo su frecuencia periódica actual. Estos cambios ambientales, a partir del 3800 a. C., marcarían el final del período Precerámico Medio, y transformarían la subsistencia de los grupos costeros, permitiendo su asentamiento de forma permanente y el incremento de su población. Los recursos marinos fueron la base de esta subsistencia, pero también hubo un número significativo de recursos agrícolas (de uso alimenticio e industrial) que, combinados, permitieron el surgimiento de las sociedades complejas durante el periodo Precerámico Tardío (3500 a 1800 a. C.) en la costa Norcentral del Perú.

Moseley (1975: 7) ha definido los factores bióticos que hicieron de la costa desértica del Pacífico el mejor escenario para el surgimiento de la sociedad compleja en los Andes Centrales, sobre la base de los recursos marinos. Estos son:

1. La cordillera de los Andes, que es la segunda en el mundo, después de los Himalayas, en alturas y relieves abruptos.

2. Solamente el 10% de la precipitación de los Andes drena por la vertiente del Pacífico.

3. Las pampas y pendientes costeras comprenden el desierto más seco de América, entre los 4° y 30° de Latitud Sur.

4. Entre los 9° y 25° de Latitud Sur se extiende el mar más rico del hemisferio occidental, únicamente sobrepasado por la corriente de Bengala en África.

5. Menos del 10% de este desierto puede ser cultivado, mientras que en toda la costa se puede pescar y/o recolectar mariscos.

Al parecer, no es casualidad que la franja donde el zócalo continental permite mayor afloramiento y, por ende, presenta mayor productividad de anchovetas y sardinas, coincida con el área donde se concentra la mayor cantidad de arquitectura monumental. Este modelo climático propuesto por Richardson y Sandweiss, explicaría el por qué no encontramos arquitectura monumental antes del Precerámico Tardío, a pesar de existir una adaptación y especialización marítima en las poblaciones costeras desde el Precerámico Medio.

Haz clik para ampliar el iustrativo gráfico

-Próximo tema: Surgimiento de la arquitectura en el Precerámico Tardío