19 feb. 2009

DESCUBREN TUMBA DE NIÑO DE LA CULTURA GALLINAZO

Céramica de la cultura Gallinazo. Foto: IP

La cultura Gallinazo o Virú se desarrolló en la costa norte del Perú durante el periodo Formativo Final (200 a.C. - 200 d.C. aproximadamente), y es una de las antecesoras de los mochicas en La Libertad. Con esta noticia se confirma que la cultura Gallinazo también tuvo presencia importante en Lambayeque.

Hallan en Lambayeque una tumba de un niño de la cultura Gallinazo

Noticia vía Perú 21

Según explicó el arqueólogo Walter Alva, se trata del cuerpo de un menor entre 3 y 4 años de edad que no presenta señales de haber tenido una muerte violenta. Destacó que el hallazgo permitirá dar luces sobre esa civilización de la que se conoce poco.

Una tumba intacta con los restos óseos de un niño y tres vasijas de cerámica de la cultura Gallinazo, de aproximadamente 2.500 años de antigüedad, fue descubierta en Lambayeque, informó hoy el arqueólogo Walter Alva.

“La tumba está intacta con los restos de un niño de entre 3 y 4 años de edad y no presenta señales de haber tenido una muerte violenta”, dijo a la Agencia France Presse (AFP) tras resaltar la importancia del descubrimiento.

El hallazgo se produjo en el centro ceremonial Ventarrón del mencionado departamento, una región rica en yacimientos arqueológicos, que fue asiento en la antigüedad de la cultura Mochica.

La cultura Gallinazo ocupó parte de los departamentos de Lambayeque y de La Libertad en el período comprendido entre 200 a.C. y 350 d.C., antes de los mochicas.

“En ese lugar se logró excavar y registrar la tumba de un niño que tenía tres vasijas (con dibujos de búhos) como ofrendas, del estilo de la cultura Gallinazo”, indicó el investigador.

“Tenemos todos los indicios necesarios para indicar que estamos frente a uno de los vestigios más antiguos de la región”, dijo por su parte el arqueólogo Ignacio Alva, hijo de Walter, quien hizo el descubrimiento hace un mes.

Ambos destacaron la importancia del hallazgo pues se conoce poco acerca de la cultura Gallinazo y señalaron que dará luces sobre la continuidad histórica que existe en el complejo Ventarrón-Collud-Zarpán, donde ocurrieron todos los desarrollos culturales de Lambayeque.

“La excavación científica de las tumbas nos permitirá conocer lo que ocurrió en esa época, a fin de establecer toda la secuencia de la arqueología lambayecana”, precisó Walter Alva, descubridor de la famosa Tumba Real del Señor de Sipán en 1987.