18 abr. 2009

SEBASTIÁN GARCILASO DE LA VEGA

El capitán Sebastián Garcilaso de la Vega combatió en las conquistas de México y Perú. Dibujo: Miguel Ángel Yzaguirre.

Sebastián Garcilaso de la Vega, padre del Inca Garcilaso

Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas nació en Badajoz cerca del año 1500. Fue hijo del noble extremeño Alonso Hinostrosa de Vargas, Señor de Valdesevilla, y de doña Blanca de Sotomayor.

En 1525, llegó a México con su hermano Juan de Vargas. Participó en la conquista de los aztecas y los mayas como soldado de Pedro de Alvarado.

Siguiendo a este ambicioso conquistador, llegó al Perú en 1534 junto a su hermano y sus primos Gómez de Tordoya y Gómez de Luna. Al unirse a las huestes de Francisco Pizarro, éste le encargó la conquista de Puerto Viejo, en Ecuador. Cuando estaba en plena campaña decidió venir a Lima en auxilio de Francisco Pizarro que era atacado por el rebelde Quizu Yupanqui.

Pasado el peligro, fue enviado al Cusco donde conoció a la ñusta Isabel Chimpu Ocllo con quien tuvo dos hijos. El mayor fue bautizado como Gómez Suárez de Figueroa, el más tarde famoso Inca Garcilaso de la Vega.

Al estallar las guerras civiles combatió en el bando pizarrista, incluso fue uno de los capitanes de Gonzalo Pizarro en la gran rebelión contra las Leyes Nuevas. Sin embargo, el día de la batalla de Jaquijahuana (9 de abril de 1548) desertó y se unió al pacificador Pedro de la Gasca, quien lo recompensó con la rica encomienda de Cotanera, en Apurímac. Durante la rebelión de Francisco Hernández Girón (1553-1554) se mantuvo fiel a la Corona.

Murió en 1559, en la ciudad del Cusco. Continúa aquí >>