4 may. 2009

EL CENTRO CEREMONIAL DE ÁSPERO: DATOS CLAVES

Arqueólogo Daniel Cáceda y un grupo de turistas en la pirámide principal de Áspero. Foto: Caretas

Áspero es el nombre de uno de los principales complejos arquitectónicos del periodo Arcaico Tardío. Floreció desde el 3000 a.C., y fue contemporánea al centro ceremonial de Bandurria y la "Ciudad Sagrada" de Caral, con los cuales tuvo muchos vínculos culturales.

En su última edición la revista Caretas publicó un reportaje sobre las investigaciones en Áspero que actualmente están a cargo del arqueólogo Daniel Cáceda. De ahí tomamos la información y los gráficos de este post.

ÁSPERO
- El complejo arqueológico Áspero se emplaza a unos quinientos metros del mar de Supe, y hace 5 mil años también tenía un puerto de donde sus habitantes salían a navegar, a pescar, a interactuar con otros grupos.
- Áspero es el topónimo actual de este tramo del litoral de nuestro Norte Chico. Hace varios miles de años el mismo territorio debió llevar un nombre de una sola sílaba: el signo de los orígenes de las civilizaciones, las palabras cortas y contundentes.
- La divinidad principal de los hombres de Áspero fue Kon.
- El registro arqueológico que desde hace cuatro años desarrolla en Áspero el Proyecto Arqueológico Especial Caral Supe (PEACS) evidencia una intensa actividad extractiva de peces y mariscos, especies que no solamente se consumían en la localidad sino que se intercambiaban con los pobladores del interior del valle.
- La fibra del algodón que se usaba en Áspero para tejer las redes de pescar provenían de Caral. También los mates fabricados con calabazas para ser transformados en flotadores.
- En el recién inaugurado Centro de Información, situado en el mismo sitio arqueológico de Áspero, se exhiben réplicas de estos hallazgos junto con flautas de hueso, anzuelos de choro, señuelos de pluma, collares de Spondylus. Objetos datados entre los 3000 y los 1800 a.C.
- En el inicio está Caral. Ruth Shady comenzó a investigar los restos arqueológicos del valle sobre la idea de que una antiquísima civilización había surgido allí aún antes de la aparición de la cerámica. Las evidencias arquitectónicas fueron apareciendo en Caral, en Miraya, en Vichama, en Chupacigarro, en Lurihuasi, y se sospechaba que en Áspero podría haber algo importante.
- Antes de las recientes excavaciones arqueológicas, Áspero, por casi tres décadas había sido el botadero municipal de Supe Puerto. El alcalde de ese entonces, Everardo Vitonera, tuvo la visión suficiente como para apoyar al PEACS en la titánica tarea de mover casi sesenta mil toneladas de basura moderna en un espacio de diez hectáreas.
- Una buena visita a Supe debe sumar a Áspero, lugares de interés como el cementerio japonés, con centenares de estelas sincréticas shintoístas y cristianas, o los restos de la espléndida casa hacienda de San Nicolás, proyectada para ser un centro cultural en un futuro ojalá no muy futuro.