22 sep. 2009

CRISTÓBAL COLÓN EN LA ISLA PORTO SANTO

La estadía en Porto Santo fue clave para Cristóbal Colón. Foto: Larousse.

Cristóbal Colón en la isla Porto Santo

No se sabe con exactitud cuándo y dónde se casó Cristóbal Colón con Felipa Muñiz Perestrello, joven de la nobleza portuguesa, nieta del navegante Bartolomé Perestrello, el mismo que descubrió la isla Porto Santo en 1418. Lo más probable es que el matrimonio se haya realizado a fines de 1476, en Lisboa. Lo que sí sabemos con seguridad es que los recién casados se fueron a vivir a Porto Santo, y aquí nació el heredero Diego Colón y Muñiz.

Porto Santo es una pequeña isla que era paso obligado para los barcos mercantes que transitaban entre Lisboa y la isla Madeira. Allí Colón tuvo acceso a los archivos de la familia Perestrello, llenos de datos sobre las expediciones lusitanas que había auspiciado el famoso príncipe Enrique "El Navegante". Pero más enriquecedores debieron ser las interesantísimas charlas que sostenía el genovés con viejos y experimentados marinos. Con ellos comentaba sobre los extraños objetos que en ocasiones traían las olas desde el oeste.

En 1478, Cristóbal Colón retomó el contacto con su antiguo patrón, el acaudalado genovés Nero Centurione, y por algunos meses trabajó como su agente comercial en la compra y venta de azúcar de la isla Madera. Abandonó Porto Santo, pero lo que vio, escuchó y leyó en esta isla lo marcaron para siempre.