28 sep. 2009

EL PROYECTO COLOMBINO

En color naranja vemos el mapa de Toscanelli. Fuente: Strangemaps.

El proyecto colombino

En la década de 1480, mientras la Corona de Portugal buscaba una ruta a la China bordeando las costas de África, el marino genovés Cristóbal Colón elaboró su gran proyecto: llegar al Lejano Oriente navegando directamente por el oeste, o sea cruzando el Océano Atlántino.

En aquellos años nadie se atrevía a cruzar el Atlántico, al que llamaban el mar Tenebroso. Lo consideraban demasiado extenso y lleno de bestias peligrosas. Pero Colón pensaba diferente. Veamos lo que creía el genovés, y quienes inspiraron las erróneas ideas que le impulsaron a cruzar el tan temido océano.

Colón estaba seguro de que la Tierra era esférica y que la superficie terrestre era un macizo de tres continentes unidos: Europa, Asia y África. Todo rodeado de un océano, el Atlántico. Estas ideas provenían del libro "Geografía" de Claudio Ptolomeo (siglo II d.C.).

Durante la Edad Media la mayoría de geógrafos creía que el oceano que separaba Europa de Asia era muy extenso, y que era imposible atravesarlo navegando. Recién a principios del siglo XV el erudito francés Pierre D`Ailly sostuvo que la ruta de Europa a China por el oeste era corta. Colón compró su obra “Imago Mundi” en 1481, y se aferró a la teoría del "mar estrecho".

Otro estudioso que compartía esta idea era el cartógrafo Paolo de Toscanelli, quien incluso le escribió a Cristóbal Colón respaldando su proyecto y alentándolo a llevarlo a cabo. Estudiando sus mapas el genovés se convenció de que el planeta Tierra tenía una circunferencia de solo 29 mil kilómetros (en realidad tiene 40 mil). Además, se aferró a creer que por el oeste la distancia entre Europa y China era de 9 mil kilómetros (en realidad es de 20 mil).

Colón estaba dispuesto a correr todos los riesgos atravesando el misterioso océano, pero necesitaba un fuerte respaldo económico y político para emprenderlo. A fines de 1484 buscó la ayuda del rey Juan II de Portugal, y aquí tenemos un vídeo con la respuesta del monarca luso .