3 oct. 2009

5 AMIGOS DE CRISTÓBAL COLÓN

Cristóbal Colón (1451-1506) en un dibujo italiano de 1597. Foto: Archivo Life.

Cristóbal Colón no hubiera obtenido el respaldo de los Reyes Católicos de España de no ser por la valiosa ayuda de algunos cortesanos que confiaron en él, a pesar de que los cosmógrafos de la Universidad de Salamanca se habían pronunciado en contra.

Aquí tenemos a cinco de los personajes que más influyeron sobre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón para aprobar y financiar el proyecto colombino. Tres son sacerdotes católicos y dos representan a la burguesía mercantil hispana, ansiosa por disputarle a los portugueses el control comercial del Lejano Oriente.

1. FRAY HERNANDO DE TALAVERA

Era el confesor de la Isabel de Castilla. Por encargo de fray Antonio de Marchena consiguió la primera entrevista de Cristóbal Colón con los Reyes Católicos en 1486. En un comienzo no se esmeró en su apoyo, considerando que primero se debía ganar la guerra contra los moros de Granada (1481-1492). Después de la victoria, respaldó decididamente al obstinado genovés.

2. ALONSO DE QUINTANILLA
Era el Contador Mayor de la reina Isabel de Castilla. Desde que conoció a Colón en 1486 se interesó por su proyecto, calculando las ingentes ganancias que se podían obtener. Siempre alentó al italiano para que persista con la empresa, incluso convenció a su Alteza para ayudarle a mantenerse algunos miles de maravedíes mientras la propuesta era discutida en la Corte.

Monumento a los Reyes Católicos y Cristóbal Colón en Córdoba, España. Foto: Alimac (Flickr).

3. FRAY DIEGO DE DEZA
Este teólogo domínico era catedrático de la Universidad de Salamanca. En 1485 se convirtió en preceptor del infante don Juan, y se ganó la confianza de la reina Isabel. Era fanático del católicismo, enemigo mortal de moros, judíos y falsos cristianos. Se hizo muy amigo de Cristóbal Colón cuando éste viajaba con la Corte buscando apoyo de los monarcas. Siempre creyó en el navegante y se convirtió en un imprescindible aliado.

4. FRAY JUAN PÉREZ
Cuando en octubre de 1491 Cristóbal Colón estaba cansado de pedir ayuda a los Reyes Católicos y se alistaba para marchar a Francia, fray Juan Pérez, franciscano del Convento de la Rábida, le suplicó que espere un poco más. Inmediatamente le envió una decisiva carta a la reina Isabel, de quien había sido confesor. Colón esperó el triunfo de los Reyes Católicos en Granada, y al poco tiempo logró firmar el contrato que tanto anhelaba: la Capitulación de Santa Fe.

5. LUIS DE SANTANGEL
Acaudalado comerciante de origen judío y cortesano de Fernando de Aragón. Fue decidido partidario de la expedición que proponía Colón. En enero de 1492, convenció a la reina Isabel de la importancia del proyecto colombino y de las fabulosas ganancias que se podrían obtener. Incluso ofreció otorgarle un préstamo para financiar el viaje que abriría una nueva ruta comercial entre España y el Lejano Oriente.

Monumento a Luis de Santangel, en Valencia, España. Foto: Visentico Sento (Flickr).