29 oct. 2009

CACIQUES ENEMIGOS DE TÚPAC AMARU II

Mateo Pumacawa (1740-1815). Imagen: Diego (Picasa).

Caciques enemigos de Túpac Amaru II

Mateo Pumacawa, Pedro Sawaraura y Eugenio Sinanyuca fueron tres de los principales caciques que durante la rebelión de Túpac Amaru II demostraron fidelidad inquebrantable a la Corona española. Al igual que muchos indios nobles del Cusco y el Alto Perú recibieron cartas donde el cacique rebelde les explicaba los objetivos del levantamiento y les invocaba su adhesión. Pero prefirieron no arriesgarse y apostaron por la continuidad del régimen colonial donde poseían diversos privilegios.

Mateo García Pumacawa Chiwantito, cacique de Chinchero (en Urubamba), es el más famoso de ellos. Movilizó miles de indios de su provincia para auxiliar a los realistas en varios combates. Es muy recordada su participación en la defensa del Cusco en enero de 1781. En muchas ocasiones demostró implacable crueldad contra los rebeldes, llegando incluso a despeñar a sus mujeres e hijos como escarmiento. Por su decisiva contribución al triunfo de los españoles recibió elogios de las autoridades del Cusco y del virrey Jauregui; incluso se hizo acreedor de una pensión vitalicia autorizada por Carlos III. Recién en 1814, a los 74 años de edad, se unió a los independentistas, y pagó con su vida tal osadía. Los realistas lo decapitaron en 1815.

Plaza de Chinchero. Foto: Msanfel (Flickr).

Pedro Sawaraura, cacique de Oropesa (en Quispicanchis), fue uno de los primeros en unirse a las fuerzas coloniales y estuvo presente con un batallón de mil indios en la batalla de Sangarará (18-11-1780). Murió combatiendo aquel día.

Eugenio Sinanyuca, cacique de Yauri (en Canchis). Movilizó a sus indios al enterarse de la rebelión tupacamarista, pero fue derrotado y capturado a fines de 1780. Túpac Amaru II le respetó la vida, y Sinanyuca fingió pasarse a su bando. En la primera oportunidad que tuvo, huyó al Cusco logrando reunirse con los realistas.

Otros caciques fieles a España y enemigos mortales de Túpac Amaru II fueron: Diego Choquewanca (Azángaro), Nicolás Rosas (Anta), Manuel Chuquinga (Collao) y Antonio Eguiluz (Paruro). Continúa aquí >>