29/11/2009

LA JUVENTUD DE SIMÓN BOLÍVAR

Simón Bolívar (1783-1830).
Imagen. Archivo Life.


La juventud de Simón Bolívar

En 1799, Simón Bolívar, de 16 años de edad, viajó a España para completar su educación. Lo esperaba su tío materno Esteban Palacios, aristócrata venezolano en la corte del rey Carlos IV. Viviendo en Madrid asistió a la Academia de San Fernando. También acudía a la casa del sabio marqués Jerónimo Ustaris y Tovar, gran representante de la ilustración española. Aquí el joven venezolano intercalaba los análisis de obras literarias con el estudio de tratados científicos.

Fue en casa del anciano Ustaris donde Bolívar conoció a María Teresa del Toro, bella y culta venezolana que arrobó su corazón. El idilio fue intenso. Él tenía 19 años, ella 20. El joven pidió su mano y se casaron en Madrid el 26 de mayo de 1802. Pletóricos de amor y pasión regresaron a Venezuela, pero una tragedia los aguardaba. La muchacha se contagió de fiebre amarilla y falleció sin cumplir 8 meses de casada.

Agobiado por el dolor, Simón Bolívar regresó a Madrid, y pasó a París, donde trató de esquivar los recuerdos y el sufrimiento entregándose a las fiestas, juegos y amantes. Una vida frívola y sin horizontes parecía ser su destino. Hasta que en casa de su prima Fanny de Trobriand, quien también le prodigó las dulzuras de su piel, conoció al sabio alemán Alexander von Humboldt, recién llegado de su gran viaje por América. Sus diálogos con el autor de Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente le dieron a Bolívar un nuevo sentido a su existencia, un gran proyecto para su vida: la libertad del Nuevo Mundo.