28 dic. 2009

LOS INGLESES EN SUDÁFRICA

Soldados ingleses de la Segunda Guerra Anglo-Boer.
Imagen: Raine9471 (Flickr).

En 1797 los ingleses invadieron la Ciudad del Cabo y lograron conquistarla definitivamente en 1805. El dominio británico y sus leyes antiesclavistas menoscabaron el predominio de los colonos bóers (de sangre holandesa). Entre 1836 y 1840 los bóers realizaron el Groote Trek ("gran éxodo") hacia el interior de Sudáfrica y consiguieron escapar temporalmente de los ingleses fundando las repúblicas bóers independientes de Orange y Transvaal. Aquí continuaron explotando a su antojo a los negros xhosas y zulúes.

Mientras tanto los británicos continuaron su expansión por toda la costa sudáfricana, fundando nuevos enclaves como Durbán, a orillas del océano Índico. Además se adentraron en la región llamada hoy KwaZulu-Natal, la tierra de los aguerridos zulúes. En este periodo de expansión inicial británica se enfrentaron al famoso rey guerrero Shaka Zulu, muerto recién en 1828.

A lo largo del siglo XIX, la superioridad tecnológica y militar de los ingleses les permitió conquistar casi todo África Meridional sometiendo a todas las etnias nativas, incluso a las repúblicas de Transvaal (Primera Guerra Anglo-Boer) y Orange (Segunda Guerra Anglo-Boer). En 1910 los vencedores crearon la Unión Sudáfricana.

Los zulúes, igual que los xhosas, fueron sometidos por los blancos en Sudáfrica.
Foto: Guilherme Amorim (Flickr).