LAS CABEZAS CLAVAS

Cabezas Clavas del templo de Chavín de Huántar. Dibujo: Archivo Julio C. Tello.

Las Cabezas Clavas
Autor: Federico Kauffmann Doig

Entre las piedras graficadas y asociadas a la arquitectura de Chavín de Huántar destaca un grupo particular, integrado por monolitos escultóricos. Estos retratan cabezas de entes mágico-religiosos, en su mayoría de rasgos humanos, a los que se agrega ingredientes anatómicos propios de aves de rapiña y de felinos. Frecuentemente, estas cabezas pétreas expresan rostros con ojos circulares, de mirada penetrante. Consideramos que esta particularidad proviene de la intención de retratar ojos de ave.

En lo que concierne a la forma que acusan las bocas, su filiación es básicamente felinomórfica. Lo comprueba la dotación de colmillos, aunque frecuentemente a estos se suma un pico de ave, fácilmente reconocible cuando la boca sentada de costado. En el caso de las bocas figuradas de frente es un motivo central, triangular, que alude al pico de ave.

Las esculturas cefalomorfas iban dotadas de un vástago que nace del sector occipital, que permitirá fijarlas en el muro. Los monolitos que representan cabezas fueron emplazados en lo alto de las paredes sur, este y oeste de El Castillo, en fila horizontal y colocados en forma equidistante. Una de estas cabezas pétreas permanece todavía in situ; también otra partida pero por la mitad, más algunos muñones como puede constatarse especialmente en las esquinas sur y sureste de El Castillo.