10 jun. 2010

EL REINADO DE TÚPAC YUPANQUI

Túpac Yupanqui, el más grande conquistador del Tahuantinusyo.
Dibujo: Guamán Poma de Ayala.

El reinado de Túpac Yupanqui

Túpac Yupanqui, hijo del Sapa Inca Pachacútec y la coya Mama Anahuarque, nació en el Cusco hacia 1440. Después de pasar el huarachico (rito de iniciación viril) se casó con Mama Ocllo. Desde muy joven se identificó con el proyecto expansionista de su progenitor y adquirió experiencia de guerrero y administrador. Al momento de tomar el poder, en 1471, debió tener 30 años de edad.

Siendo aún hatun auqui (príncipe) se distinguió por sus exitosas campañas militares que lo llevaron a la anexión de diversos reinos y señoríos de la costa central del Perú, como Huarco (de Cañete), Ishma (de Lurín y Rímac) y Colliq (del Chillón). Pero su más famosa conquista fue la de Chan Chan, la capital del Imperio Chimú, en la costa norte del Perú. Su espíritu emprendedor lo llevó a incursionar en las tierras de los Chachapoyas (Selva Norte), Cañaris y Cayambis (en Ecuador) y a realizar un gran viaje marítimo a las islas de Ahuachumbi y Ninachumbi (en la Polinesia). Esta expedición duró nueve meses para luego retornar al Cusco, donde fue recibido por el anciano Inca Pachacútec.

Ya en el gobierno , Túpac Yupanqui continuó la obra de su padre, expandiendo y consolidando el Imperio Incaico. Emprendió la conquista del Antisuyo (Selva Alta o Rupa Rupa), acompañado de sus generales Otorongo Achachi y Chalco Yupanqui, logrando anexar extensas áreas ideales para el cultivo de coca y el aprovisionamiento de hierbas medicinales, plumas de aves exóticas y abundante madera.

Derrotó la gran rebelión de los collas del Altiplano y consolidó el dominio inca en la región de charcas. Avanzó más al sur y extendió el Collasuyo conquistando a los tucumanes, huarpes, cuyos, diaguitas y atacamas de los actuales países de Argentina y Chile. Estableció los límites meridionales del Imperio en el río Maule sin dedicar mucho esfuerzo en someter a los araucanos.

Este Sapa Inca también continuó la construcción de llaqtas, colcas, pucaras, callancas, tambos y la ampliación del Capac Ñan. El nuevo orden impuesto por los incas provocaba el descontento y rebelión de muchos curacas o señores regionales. Túpac Yupanqui fue duro en la represión matando muchos sublevados y trasladando a otros como mitimaes. La tradición incaica le atribuye la implantación del sistema de yanaconas, prisioneros de guerra que en lugar de ser ejecutados, eran llevados como personal de servicio perpetuo para la nobleza y el estado.

Túpac Yupanqui, el conquistador más grande de la historia inca, murió en 1493, envenenado en una conspiración que buscaba llevar al poder al príncipe Cápac Huari, hijo de una esposa secundaria llamada Chuqui Ocllo. Los conjurados fueron descubiertos y ajusticiados por los leales a Huayna Cápac, el verdadero Hatun Auqui (sucesor imperial) designado por su padre. Los descendientes del inca fallecido formaron una de las más prestigiosas y poderosas panacas: Capac Ayllu.