11 jul. 2010

SAN MARTÍN Y LA INDEPENDENCIA DE CHILE

Monumento a José de San Martín en Mendoza. Foto: Tucu Man (Flickr).

San Martín y la Independencia de Chile

Con el apoyo del peruano Toribio de Luzuriaga (Gobernador de Cuyo, Argentina), a comienzos de 1817 el Ejército de los Andes ya estaba listo en Mendoza para atravesar la Cordillera y conseguir la liberación de Chile. Su líder don José de San Martín contaba con 5400 hombres, incluyendo un grupo chileno encabezado por Bernardo O'Higgins. El 19 de enero de 1817 se inició la proeza de cruzar la Cordillera de los Andes por los elevadísimos pasos de los Patos y Uspallata, a más de 4000 msnm. Después de 21 días de difícil travesía los patriotas llegaron a los llanos de Chacabuco, a 55 kilómetros al norte de Santiago de Chile.

El 12 de febrero de 1817 San Martín y O'Higgins derrotaron al coronel realista Rafael Maroto en la batalla de Chacabuco, lo que les permitió la toma de Santiago. O'Higgins fue nombrado Director Supremo y dio inicio al periodo denominado Patria Nueva (1817-1823). Celebrando el primer aniversario de la victoria de Chacabuco se realizó el acto solemne de la Declaración de la Independencia de Chile (12 de febrero de 1818). Pero al sur de Santiago habían desembarcado 3500 hombres enviados desde Lima por el Virrey del Perú Joaquín de Pezuela. Este ejército comandado por Mariano Osorio sorprendió y derrotó a los patriotas en la batalla de Cancha Rayada (19 de marzo de 1818) y avanzó rumbo a Santiago. Por fortuna, San Martín y O'Higgins lograron reagrupar sus fuerzas y derrotaron a Osorio en la decisiva batalla de Maipú (5 de abril de 1818).

San Martín se quedó en Santiago dos años organizando la Expedición Libertadora del Perú. Soñaba con asegurar la libertad de Argentina y Chile expulsando a las fuerzas españolas que controlaban el Virreinato del Perú.