10 nov. 2010

BIOGRAFÍA DE ANDRÉS AVELINO CÁCERES

Breve biografía de Andrés Avelino Cáceres

Andrés Avelino Cáceres Dorregaray nació en Ayacucho, en los Andes peruanos, el 10 de noviembre de 1836. Sus padres fueron el hacendado Domingo Cáceres y doña Justa Dorregaray.

Siguió la carrera militar y sirvió en las tropas del presidente Ramón Castilla en las campañas contra Rufino Echenique (1854) y Manuel Ignacio de Vivanco (1857). También participó en la guerra contra los españoles que invadieron las islas de Chincha en 1864 y estuvo presente en el combate del Callao el 2 de mayo de 1866. Durante el gobierno de Manuel Pardo y Lavalle derrotó al rebelde Nicolás de Piérola en Moquegua (1874).

Al estallar la Guerra contra Chile (1879) participó en la Campaña de Tarapacá dirigiendo al valeroso batallón Zepita. Estuvo en la derrota de San Francisco (19 de noviembre de 1879) y fue protagonista en la victoria de Tarapacá (27 de noviembre de 1879). También luchó en la batalla del Alto de la Alianza (26 de mayo de 1880) en Tacna.


Asimismo, fue uno de los más destacados jefes en la defensa de Lima, luchando en las batallas de San Juan (13 de enero de 1881) y Miraflores (15 de enero de 1881). Entre 1881 y 1883 lideró la resistencia patriota en la Cordillera de los Andes (Campaña de La Breña). En este tiempo contó con el valioso apoyo de su esposa Antonia Moreno de Cáceres, madre de sus tres hijas. Sus tropas de origen campesino lograron importantes victorias en el valle del Mantaro, pero el 10 de julio de 1883 fue derrotado en la batalla de Huamachuco.

Después de la firma del Tratado de Ancón (1883) fundó el Partido Constitucional y derrotó al presidente Miguel Iglesias en la Guerra Civil de 1885. Al año siguiente fue elegido Presidente Constitucional del Perú, cargo que ostentó hasta 1890. Su gobierno pagó la deuda externa cediendo los ferrocarriles a los acreedores ingleses por un periodo de 66 años (Contrato Grace). En 1894 fue reelegido en un proceso muy discutido, y tuvo que enfrentar la rebelión de Nicolás de Piérola. Al ser derrotado se exilió en Francia.

En la primera década del siglo XX ejerció funciones diplomáticas en Italia y Alemania. Regresando al Perú respaldó el golpe de estado antioligárquico de Augusto B. Leguía en 1919. Al año siguiente fue nombrado Mariscal del Perú y sintió el agradecimiento multitudinario del pueblo peruano. Sus últimos años los vivió apaciblemente en el balneario de Ancón. Falleció el 10 de octubre de 1923, a la edad de 87 años. Sus restos reposan en la Cripta de los Héroes, en Lima.