3 nov. 2010

HOMENAJES A CRISTÓBAL COLÓN EN ESPAÑA

Los Reyes Católicos reciben a Cristóbal Colón en Barcelona.
Pintura: V.Turgis.

Homenajes a Cristóbal Colón en España

Después de agradecer la ayuda de la Virgen María en el Convento de Santa Clara de Moguer, Cristóbal Colón se dirigió a Sevilla, adonde llegó el 31 de marzo de 1493. Se hospedó en el Monasterio de Santa María de las Cuevas, a orillas del río Guadalquivir. Hasta aquí llegó una muchedumbre de curiosos, tratando de ver a los aborígenes y sus papagayos llegados desde “las Indias”. Entre ellos estuvo Bartolomé de las Casas, que entonces era un estudiante de 19 años.

Después de participar de los ritos de Semana Santa y de una gran fiesta organizada por el duque de Medina Sidonia, Colón, su séquito y los indígenas partieron el 9 de abril rumbo a Barcelona, donde los esperaban ansiosos los Reyes Católicos. En el viaje de 10 días pasaron por Córdoba, Murcia, Valencia y Tarragona.

En Barcelona el genovés disfrutó verdaderos momentos de gloria. Sus Altezas ordenaron una gran recepción para el Almirante, a quien solicitaron que se siente junto a ellos en el estrado real. El príncipe Juan, cortesanos e invitados quedaron maravillados por la presencia de los 6 nativos, ataviados con plumas y adornos de oro, y sosteniendo jaulas con coloridos y vocingleros papagayos. Los reyes Isabel y Fernando le confirmaron todos los títulos y privilegios de la Capitulación de Santa Fe y le autorizaron que su escudo de armas lleve la frase “A Castilla y a León Nuevo Mundo dio Colón”.

En los días siguientes, los monarcas tuvieron audiencias privadas con el Almirante. Había que organizar de inmediato una nueva expedición, mucho más grande, hacia las “dominios del Gran Kan”, con quien esperaban hacer gran amistad y, sobre todo, fabulosos negocios.