1 abr. 2011

COMENTARIO DE TEODORO HAMPE MARTÍNEZ

Teodoro Hampe Martínez
Foto: Diario La República

El historiador y profesor Teodoro Hampe Martínez también nos envió su comentario sobre la recuperación de las piezas de Machu Picchu:

Celebro sinceramente la restitución de las piezas arqueológicas de Machu Picchu conservadas por casi un siglo en la Universidad de Yale. El trasfondo del asunto queda muy claro si se echa un vistazo a los términos formales del memorándum de entendimiento suscrito por el Ministro de Relaciones Exteriores y el Presidente de esa Universidad, con fecha 23 de noviembre de 2010. (Ver documento aquí).

Soy uno de los firmantes de la carta abierta dirigida al Presidente de la República en marzo de 2008, miembros de las comunidades científica, académica e intelectual peruanas e internacionales, que consideramos inaceptable que la Universidad de Yale pretendiera mantener algún poder de decisión y derecho de usufructo sobre aquellos materiales. Machu Picchu está en las listas de patrimonio cultural y natural de la UNESCO, lo que otorga al Estado peruano el derecho y la responsabilidad de proteger y conservar este patrimonio para futuras generaciones. Éste es también el espíritu de las políticas internacionales más recientes relacionadas con la repatriación de objetos culturales. A la luz de esta legislación y los principios éticos que la sustentan, la retención en el extranjero de materiales arqueológicos pertenecientes a la nación peruana se hacía insostenible.

A través del memorándum de entendimiento del año pasado, la Universidad de Yale se compromete a devolver las piezas museables y otros objetos de estudio, "a tiempo para la conmemoración del centésimo aniversario del descubrimiento científico de Machu Picchu". Se supone que a finales de 2011 la Universidad devolverá otra cantidad de fragmentos y piezas de estudio, siendo el tiempo límite para retornar la totalidad de los artefactos el 31 de diciembre de 2012. Asimismo, mediante este acuerdo, el Perú y la Universidad de Yale han sentado las bases de una fructífera colaboración tanto para la conservación de los materiales como para el desarrollo de estudios e investigación de parte de la comunidad científica internacional. Que así sea.

Teodoro Hampe Martínez

Casita de Machu Picchu. Pintura: Ricardo Bevilaqua (Deviantart).