19 may. 2011

LA REBELIÓN DE FRANCISCO DE ZELA (4)

La rebelión de Francisco de Zela
(Cuarta parte)

Al conocerse la derrota de los argentinos en Guaqui, el desconcierto y el miedo se apoderaron de los tacneños. La desmoralización también cundió en las filas rebeldes, lo que fue aprovechado por Rafael Gabino de Barrios para regresar al bando realista, capturar a Francisco de Zela y reponer a las autoridades virreinales.

El 1 de julio arribó a Tacna el subdelegado Antonio Rivero, encontrando todo en orden, por lo que fue clemente con los alzados que estaban arrepentidos. Algunos cabecillas, como Pedro José Gil, prefirieron escapar de Tacna. El 31 de julio Francisco de Zela fue enviado a Lima. El 14 de agosto arribó al puerto del Callao y estuvo algunos días recluido en la fortaleza del Real Felipe. De aquí fue remitido a la Cárcel de Corte, situada junto a la Real Audiencia de Lima, institución que se encargó de juzgarlo.

El proceso contra Francisco de Zela duró cuatro años. El 11 de octubre de 1814 la Audiencia dictó la sentencia definitiva: 10 años de prisión en la fortaleza de San Lorenzo de Chagres, en Panamá. El 28 de marzo de 1815 zarpó el barco que llevó al prócer a su último destino. Por un pedido especial, lo acompañó su sexto hijo, José Manuel de 10 años. Las condiciones insalubres y la alimentación insuficiente de la cárcel hicieron que el niño falleciera dos años más tarde. El desconsolado caudillo patriota sobrevivió algún tiempo más. Se desconoce la fecha exacta de su muerte, pero muchos historiadores creen que ocurrió entre 1818 y 1821.